¡ Y van ...

Y VAN...

    Y, son muchos acontecimientos, familiares, extra escolares, los que convocan a la comunidad CHALTEL, a la de hoy y a la de ayer.

    Y convocan no solo los que necesitan de la solidaridad, el apoyo, el sostén en momentos de dificultad o aún de dolor.

    La felicidad de una joven pareja, ella ex Chalteana, promocion 2005, produjo un eco como habitualmente sucede.

   Una hermosa iglesia, numerosos asistentes, familiares y oh! ¡ya no sorpresa!. Surgían los Chalteanos por doquier, a derecha e izquierda, compañeros , familias, ocupando los espacios.

     Saludos, emoción, alegría, regocijo de reencontrarse.

    Otra vez como en otras ocasiones, el querido Colegio representado por sus antiguas promociones y familias correspondientes, decían ¡PRESENTE! Embajadores y representantes de aquellos ideales de amistad y unión proclamados hasta el infinito por la Institución que algún día los cobijó.

     Se sigue comprobando que el fino hilo que se teje desde hace muchos años, sigue uniendo corazones, sentimientos, deseos unánimes de transmitir lo que los une.

     Vínculo indisoluble que a través del tiempo sigue, como el hilo de oro de Ariadna, guiando a los que por aquí pasaron, por un sendero de amistad, de unión, de amor en busca de la felicidad.

                                                                   AD ALTIORA!

La Chalteana, promoción 2005:  MARÍA BINELLO

 .

Galería de imágenes