Senior Concert "La invitada no faltó a la cita"

  Tal como sucede desde hace largo tiempo, todo se puebla de bullicio, movimiento, quehacer de ir y venir, nervios, ansiedad, pruebas …

  Estamos de “concert” , es decir, todo es animación y nervios; cada uno repasando sus roles, los intérpretes; que cada cosa esté en su lugar el numeroso equipo que se ocupará de los cientos de detalles que el espectáculo demanda.
  Finalmente se corre el telón y surge a la vista del público, el esfuerzo, el talento, la entrega de quienes sin ser para nada profesionales, dejan sobre la escena, la densidad, energía y potencia de sus sentimientos acerca de lo que están representando.

  Ya no son ellos sino sus personajes. Surgen de las gargantas,  sus almas canoras hecha música. De sus pasos y movimientos, sus cuerpos hechos coreografías.

  Y siempre la misma interna interrogación: “ tan jóvenes, tan pequeños, de dónde surge ese fuego de la actuación …”

  Nos sorprenden, nos emocionan, nos trasladan al mundo de la fantasía, nos envuelven con la magia de la eterna “invitada”.

  Qué satisfacción nos invade cuando recibimos lo que este grupo humano de pequeños y de jóvenes, desde un escenario y desde la Escuela, proporcionan al adulto, el ejemplo de tenacidad, empeño, unión y voluntad que por unas horas los hacen sentir diferentes,  habitantes de un mundo donde todo es color, movimiento, penas y alegría, como la vida misma, con el marco insustituible de nuestra eterna invitada, la MÚSICA.!

  ¡Cuánto agradecemos a este magnífico grupo humano los momentos que nos hacen vivir!

  ¡Son de verdad WITCHES!!!

 AD ALTIORA!

Galería de imágenes